La calidad del aire y la ciudadanía

El seguimiento de la calidad ambiental es un instrumento fundamental para mejorar la calidad de vida de las personas. Es a través de un monitoreo ambiental adecuado que podemos entender el impacto de decisiones tomadas a distintos niveles y actuar sobre las mismas, desde las decisiones que toma cada ciudadano, hasta decisiones colectivas (políticas de medio

ambiente, construcción de infraestructuras, comportamiento ciudadano, etc.). Según la Organización Mundial de la Salud en sus informes sobre Contaminación del Aire de Interiores y Salud 2011 (http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs292/es/) y Calidad del Aire y Salud 2011 (http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs313/es/) :

  • Unos 3000 millones de personas cocinan y calientan sus hogares quemando biomasa (madera, excrementos de animales o residuos agrícolas) o carbón en fuegos abiertos o en cocinas y estufas con fugas.
  • Cada año, cerca de 2 millones de personas mueren prematuramente de enfermedades atribuibles a la contaminación del aire de interiores por el uso doméstico de combustibles sólidos.
  • Cerca del 50 % de las muertes por neumonía en menores de 5 años se deben a la inhalación de partículas contaminantes del aire de interiores.
  • Cada año hay más de 1 millón de muertes por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) causada por la exposición a la contaminación del aire de interiores.
  • Tanto las mujeres como los hombres con exposición intensa al humo doméstico tienen una probabilidad dos a tres veces mayor de padecer EPOC.
  • La contaminación atmosférica constituye un riesgo medioambiental para la salud y se estima que causa alrededor de dos millones de muertes prematuras al año en todo el mundo. Cuanto menor sea la contaminación atmosférica de una ciudad, mejor será la salud respiratoria (a corto y largo plazo) y cardiovascular de su población.
  • Se calcula que la contaminación del aire de interiores causa aproximadamente 2 millones de muertes prematuras, la mayoría en los países en desarrollo. Casi la mitad de esas muertes se deben a neumonías en menores de 5 años.
  • Se calcula que la contaminación atmosférica urbana causa en todo el mundo 1,3 millones de muertes al año, que afectan de forma desproporcionada a quienes viven en países de ingresos medios.
  • La exposición a los contaminantes atmosféricos está en gran medida fuera del control personal y requiere medidas de las autoridades públicas a nivel nacional, regional e internacional.
  • Una reducción de la contaminación por partículas (PM10) de 70 a 20 microgramos por metro cúbico permite reducir en aproximadamente un 15 % las muertes relacionadas con la calidad del aire.

El establecimiento de políticas nacionales de calidad ambiental parte de una concientización de los ciudadanos y de los políticos para dotarse de los instrumentos necesarios para actuar al respecto y, en muchos casos, el largo plazo en el cual se perciben los daños a la salud de una calidad ambiental ocasiona un proceso lento de concientización colectiva al respecto, obstaculizada en demasiados casos por intereses políticos y económicos. Especialmente en América Latina, distintos autores ya han identificado la concientización ciudadana como un elemento fundamental en este proceso [1, 2]. Por otro lado, los desarrollos tecnológicos de los últimos años han facilitado inmensamente el desarrollo de los sistemas de monitoreo, tanto desde el punto de vista del hardware (plataformas Arduino 5 y Raspberry Pi 6 ), como desde el punto de vista de las redes de comunicaciones y sistemas de procesamiento de datos. En este contexto, RACIMO aprovecha la coyuntura tecnológica y social para desarrollar una Red Ciudadana de Calidad Ambiental implicando a los ciudadanos desde el momento de la recogida de datos de medio ambiente y contribuir, por ende, a la concientización de los mismos en el tema. Para esto tratamos de alinear intereses particulares de los ciudadanos fundamentados en el conocimiento de la calidad ambiental en su entorno más inmediato (barrio, comunidad de vecinos, etc.) con los intereses colectivos que permitan tener un monitoreo participativo e independiente del medio ambiente y una posibilidad real para entender dónde hacen falta políticas y actuaciones medioambientales y el impacto de las mismas.

[1] Varios. Air pollution and citizen awareness. United Nations Economic Comission for Latin America, ISBN 92-1-121442-4, 2004.

[2] Joanne Green and Sergio Sanchez. Air quality in latin america: An overview. Technical report, Clean Air Institute, http://www.cleanairinstitute.org/, 2013.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *