LA DIOSA Y EL GIGANTE

 
Alexandra de Castro
 

En la mitología romana, la diosa Juno es la esposa del más poderoso de los dioses: Júpiter. Cuenta la leyenda que Júpiter cubrió cielo y tierra con un manto de nubes para ocultar su mal comportamiento. Ella, sospechando, penetró el manto de nubes, en un intento por investigar la verdad sobre la conducta de Júpiter.

Después de un viaje interplanetario de 5 años, la sonda-laboratorio de la NASA, Juno, hace una visita histórica al planeta más grande de nuestro sistema solar. Haciendo honor a la leyenda de la diosa romana, la sonda se dispone a hurgar entre las nubes de Júpiter, para descubrir su naturaleza.

collage

Las primeras imágenes de Júpiter, desde una nave espacial, nos las regaló el Pioneer 10, en Noviembre de 1973. Desde entonces, una serie de misiones exploradoras del espacio le han pasado cerca al gigante y han aprovechado para estudiarlo a su paso. En 1995 la NASA logró poner en órbita alrededor de Júpiter a la sonda Galileo para estudiar su superficie y los movimientos de sus cuatro lunas. Sin embargo, en esta ocasión, la tarea de Juno es desentrañar secretos que yacen en lo profundo en la magnetósfera y atmósfera de coloso, incluso investigar su núcleo. El 4 de julio comenzó la fase llamada inserción orbital. En este punto, Juno logró un acercamiento de unos 4500 kilómetros de su superficie; después de unas horas se completaría la tarea: Juno es ahora un satélite artificial de Júpiter.

Es una reunión sin precedentes, que mantiene en suspenso a los científicos de la NASA. La sonda está diseñada para hacer múltiples mediciones desde sus finos instrumentos. No obstante, la nave tendrá que resistir las inclemencias de un ambiente hostil y del que poco se conoce. Júpiter es un monstruo: en su vecindad, la gravedad es 2.5 veces más fuerte que la Tierra. Su campo gravitacional es tan intenso que puede destrozar un cometa antes de tragarlo a su interior. Por otro lado, su inmensa magnetósfera mantiene cinturones de radiación millones de veces más intensa que la de nuestro planeta.

collage

Debajo de su densa capa de nubes, Júpiter guarda los enigmas de los procesos y condiciones fundamentales que rigieron a nuestro sistema solar durante su formación. Específicamente, Juno investigará: la composición de la atmósfera y sobre todo la cantidad de agua presente. También hará mediciones muy precisas de la temperatura, la velocidad del viento, la intensidad del campo gravitacional y la intensidad del campo magnético. Todo esto nos acercará más al entendimiento de los mecanismos de su formación y evolución. Así como de su misteriosa estructura interna. Los científicos han logrado construir un modelo del interior del planeta en el que hay una capa de hidrogeno líquido conocido como hidrógeno metálico, debido a las grandes presiones de las densas capas de gases externas. Esta capa, entonces sería la responsable del campo magnético de Júpiter. Estudiar este manto interno es parte del objetivo de la misión.
Investigar al gigante Júpiter también puede proporcionar conocimientos fundamentales para la comprensión de los sistemas planetarios que se han descubierto alrededor de otras estrellas. No cabe duda de que con Juno comienza otra etapa emocionante en la generación de conocimiento científico.
 
El audio de este programa fue musicalizado con:

1.- “Early Morning”, compuesta por Sol Kaplan, dirigida por Lionel Newman (1953).

2.- “Sonata para Clarinete” y Piano in Mi, Op.167 de Camille Saint-Saens- (1921) Intérprete Han Kim.

3.- “Elegy for the Victims of the Tsunami en Japón”Nobuyuki Tsujii, Interpretado or el compositor. (2011)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *