Las paradojas del infinito: Cuando lo imposible se hace realidad.

Café Científico Bucaramanga

Miércoles 10 Mayo, 6:30p Casa del Libro Total
Calle 35 # 9-81, Bucaramanga

La idea del infinito es fascinante. En matemáticas el infinito juega un papel fundamental,  sin ese concepto es difícil imaginar el cálculo diferencial y todas sus asombrosas aplicaciones. Sin embargo, el infinito da lugar a  paradojas, es decir, a situaciones que van en contra del sentido común, a conclusiones inaceptables  basadas en hipótesis aceptables usando  razonamientos aceptables.  En esta charla hablaremos de algunas paradojas matemáticas, ya esto en si mismo podría parecer paradójico, pues en  matemáticas un resultado es aceptable solo cuando tiene una demostración rigurosa que lo sustente. Comentaremos un resultado demostrado por Banach y Tarski  que afirma que es posible dividir una esfera en varios pedazos y rearmarlos de tal manera que se obtengan  dos esferas iguales a la original. La paradoja de Banach-Tarski  es un ejemplo sorprendente de que, en matemáticas,  algunas veces es posible hacer lo que el sentido común afirma es imposible.

Carlos Uzcátegui es un matemático puro y duro, con contribuciones pioneras en topología y fundamentos lógicos de la computación, pero lo aparentemente árido de su área de reflexión profesional, contrasta con fino humor y con su particular sensibilidad por la música. Es un docente consagrado que disfruta enormemente las charlas y conferencias con sus estudiantes. Carlos tiene estudios de pregrado en la Universidad de Los Andes en Mérida, Maestría en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas en Caracas y Doctorado en el Instituto Tecnológico de California en Pasadena.  Ha sido merecedor del Premio Lorenzo Mendoza Fleury (2007) y profesor invitado de varias universidades en los Estados Unidos, México y Francia. Durante casi 30 años fue docente investigador en la Universidad de los Andes en Mérida y desde hace un par de años nos acompaña en la Universidad Industrial de Santander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *